Cinco razones por las que los anarquistas forjan profundos vínculos de amistad.

food

Todxs y cada unx de lxs anarquistas son realmente únicxs porque tienen valores arraigados como la soberanía e individualidad. Todxs somos maravillosamente extraños, cada uno a su manera.

Los anarquistas son realmente valientes. Para algunos incautos, la palabra “Anarquista” está cargada de negatividad y llena de estigmas, creados deliberadamente por los medios de comunicación, las élites y el Estado. Nos han pintado como matones que usan métodos oscuros y, en algunos casos, es cierto. En 1962, el anarquista escocés Stuart Christie viajó desde Londres a París, pocas semanas después llegó a Madrid cargado con una maleta llena de explosivos. Su intención era hacer volar en mil pedazos al dictador genocida Francisco Franco. No lo consiguió y estuvo preso bajo las garras de la dictadura española durante 3 años. Hoy en día sigue militando en colectivos anarquistas y regentando una imprenta anarquista. Él utilizó métodos oscuros para hallar un camino lleno de luz y esperanza.

Es algo natural para los seres humanos querer ser aceptado. Así que cuando te encuentras con un autoproclamado anarquista, debes saber que ha luchado desde su juventud contra prejuicios y estereotipos para poder encontrarse a sí mismo y en consecuencia definirse como anarquista. No es fácil ser anarquista, vivir como un anarquista y tratar de cambiar tu entorno con métodos asamblearios, autogestionados y soberanos. Los anarquistas han tenido el coraje de luchar por lo que creen y destacar entre la multitud que se dirige sin rumbo hacia la apatía, la autodestrucción y el desarraigo con la naturaleza.

Los anarquistas son tolerantes. Creemos en la libertad de las personas para que sean lo que quieran ser, siempre y cuando no atenten contra la libertad de los demás. Una vez más, le damos un gran valor a la soberanía y la individualidad, por lo que celebramos las diferencias entre las personas.

Los anarquistas son realmente interesantes. Tendemos a movernos fuera de los pensamientos encajonados, así que nos relacionamos en espacios socio-culturales muy diferentes a los que propone la sociedad de consumo. Somos extremadamente creativos, somos extremadamente libres, tan libres como queramos ser. Gracias a la lucha contra el patriarcado no dependemos de cánones de belleza ni prejuicios relacionados con la sexualidad de los diferentes individuos que componen el mundo de un anarquista. Pasamos mucho tiempo imaginando un mundo mejor, buscando las herramientas para conquistarlo, y para poner en práctica los conocimientos interiorizados gracias al apoyo mutuo.

Los anarquistas son dignos de confianza. Los anarquistas no delegan en nadie más que ellos mismos para solucionar los problemas, se necesitan mutuamente para colectivizar los recursos, para vivir en armonía.

Los anarquistas somos libres: tan libres y salvajes como queramos ser.

[Texto RRY-Revolución Real Ya] [Fotografía Food Not Bombs Avignon]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s