Grecia: Anarquistas en pie de guerra contra la mafia.

Grecia: Anarquistas en pie de guerra contra la mafia.
El 5 de marzo, en el barrio ateniense de Exarchia, pudimos ver a los anarquistas dotados de potentes armas en una protesta contra los traficantes de drogas y las mafias. Una demostración de fuerza después de una larga batalla durante varios años contra el Estado griego y su estrategia de introducir drogas con el objetivo de desestabilizar la militancia en las fuerzas revolucionarias establecidas en el bastión anarquista de Exarchia.
En la mañana del 27 de febrero, tres anarquistas del distrito Exarchia de Atenas, miembros del Centro Social Vox, se sentaron en una calle cuando de repente escucharon los insultos sexistas de otros tres individuos hacia una mujer. Rápidamente, los anarquistas interrumpieron los insultos tratando de expulsar a los traficantes de drogas de la plaza. Como resultado, uno de los militantes anarquistas fue acuchillado, los otros dos anarquistas recibieron fuertes golpes en la cabeza. Una víctima tiene una lesión cerebral, el otro hospitalizado con una lesión grave en la cabeza. La llegada precipitada de los otros ocupantes del centro consiguió expulsar a los agresores, evitando el intento de asesinato.
Uno de los atacantes, conocido en el barrio, es un distribuidor de drogas que tiene el sobrenombre de Habibi. Conocido también por apuñalar a varias personas, incluyendo un joven activista que criticó su red de distribución de drogas en el portal Indymedia Atenas. Los otros dos son sus cómplices.
En la noche del ataque, una manifestación solidaria recorrió las calles hasta llegar a la Universidad Politécnica. El día después de las redadas se organizaron 200 voluntarios para expulsar a todos los distribuidores de drogas de la zona. El 5 de marzo, 5000 anarquistas se manifestaron contra la mafia, mientras que algunos grupos exhibieron armas de fuego para proteger la marcha.
Una larga historia de resistencia
El distrito Exarchia tiene una larga historia de resistencia. Está entre sus paredes y las de la Universidad Politécnica dónde se organizó en gran medida la revuelta estudiantil contra la dictadura en noviembre de 1973 hasta su colapso en el verano de 1974. Ln cultura alternativa nunca ha dejado de desarrollarse, el barrio se convirtió en un símbolo de lucha.
En la década de 1980, cuando surgió el principio de un movimiento anarquista organizado, el gobierno griego lanzó una intensa limpieza con el fin de purificar la zona de “rockeros” violentos y “punkies” que “okupan”. Estas operaciones incluyen numerosas redadas policiales y una propaganda perpetuamente negativa en los medios de comunicación.
Fue después de los constantes ataques al movimiento de autodefensa cuando nació una contestación revolucionaria con la firme intención de proteger la región. Cada incursión de los policías se responde con barricadas y enfrentamientos. La represión aumenta proporcionalmente a la respuesta de los habitantes y residentes que no dudan en tirar piedras y cócteles molotov contra los comandos cómplices de los traficantes de drogas. Con el tiempo, el estado y la policía cedieron en sus ataques y permitieron un verdadero movimiento de autogestión antiautoritario.
Pero eso no significa el final de las represalias. La falta de presencia policial pronto atrae a las mafias, y los beneficios del estado griego que ve la oportunidad de debilitar la resistencia desde dentro. Se forjan vínculos entre el aparato estatal y las redes de traficantes (principalmente heroína), y se les anima a tomar posesión de Exarchia donde pueden realizar sus actividades sin temor, mientras los coches de policía detenían a personas con problemas de drogadicción para después liberarlos en Exarchia, aunque el lugar de la detención fuera otro barrio o ciudad. Esa estrategia de tensión todavía es utilizada hoy en día por el gobierno Anel-Syriza.
Tácticas de pacificación
La crisis griega de 2008 provoca que los jóvenes se refugien en los “paraísos artificiales” para escapar de la miseria cotidiana. Este fenómeno da lugar a un aumento constante en el consumo y la aparición de nuevas drogas sintéticas baratas, luego se extendieron en el mercado negro de toda Europa. Una situación poco conocido en España, pero tomada muy en serio por el movimiento anarquista, testigo de las terribles consecuencias.
Un buen libro para entender el punto central de esta táctica fue escrito por el ex- activista de las Panteras Negras, Michael Tabor Cetewayo. Escrito en 1969, cuando éste fue encarcelado con otros 20 miembros del BPP, se analiza cómo el uso de las drogas y la gestión de sus mercados por las fuerzas capitalistas del estado de los EEUU, se dirigió contra la revolución en los ghettos, dos caras de un mismo proyecto de guerra permanente para contrarrestar cualquier actividad revolucionaria.
Esta estrategia está demostrando ser doblemente beneficiosa en Atenas desde que el movimiento libertario se ha rebelado contra el Estado paralelo controlado por la mafia. A pesar de la difamación mediática que promueve una visión de exarchia como un espacio/ghetto de alto riesgo en el que mejor no aventurarse, el movimiento anarquista ha conseguido que la población recobre la esperanza perdida.
Respuesta libertaria
Estas son las razones por las cuales los anarquistas griegos han radicalizado su postura. El consumo de drogas ha dejado de estar bien visto en los centros sociales. Las drogas están consideradas como un acto contra-revolucionario. Algunos colectivos están en pie de guerra contra los traficantes: han allanado almacenes y automoviles con los que transportan drogas. Prácticas que no siempre están consesuadas, pero que cumplen con la situación de emergencia en la que se encuentran muchos centros y calles de Exarchia.
Las batallas callejeras entre los anarquistas y los vendedores de drogas se han convertido en algo común (a veces la policía interviene para proteger a los traficantes) y, recientemente, el centro libertario “Vox”, muy implicado en la lucha contra la mafia, fue víctima de un ataque con arma de fuego.
La Asamblea contra el Canibalismo Social estuvo detrás de la masiva manifestación en la que aparecieron revolucionarios anarquistas armados, como respuesta para defender a los habitantes y activistas que se enfrentan a los ataques de la mafia. Paralelamente, este colectivo trabaja contra la pobreza y el aislamiento.
A pesar de que ahora es difícil predecir cómo acabará esta batalla, los anarquistas griegos parecen más decididos que nunca a luchar para liberar la zona del yugo de las mafias que envenenan a los jóvenes.
Texto de Free Collective.
anaa
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s