Comunicado de @ldnantifascists ante el atentado de Manchester.

La pasada noche a las 22.30 horas en un concierto pop en el Manchester Arena una explosión mató al menos a 22 niños,  e hirió a 59 personas. Varios informes nos han llegado durante las primeras horas de la mañana confirmando que el sospechoso ha muerto en la explosión. El atentado ha sido descrito como uno de los ataques más mortíferos en el Reino Unido durante la última década.

Todavía hay especulaciones sobre los motivos del asesino y se ha abierto una investigación en curso para desvelar si actuaron solos o forman parte de un grupo más amplio.

Lo que sí sabemos es que la miseria que sigue a este horrible ataque será secuestrada por los buitres de la extrema derecha. Katie Hopkins, un reconocido perfil racista, está pidiendo una “solución final” en Twitter, mientras que otras personalidades fascistas intentan recabar cualquier información que puedan retorcer para alimentar sus agendas anti-migrantes y anti-musulmanas, y seguir atacando a la izquierda por atreverse a desafiar su flagrante racismo. Hay dos manifestaciones fascistas previstas en Liverpool y Manchester en las próximas semanas que sin duda utilizarán la tragedia de anoche para atraer a más personas y utilizar la muerte de decenas de personas comunes para aumentar su capacidad organizativa. Tienen que recibir una contundente respuesta.

Lo que también sabemos es que las comunidades negras, asiáticas y musulmanas en el Reino Unido sufrirán el peso del inevitable repunte racista causado por el atentado. Los medios de comunicación harán alusión al asesino actuando en nombre del Islam, y la gente saldrá a la calle alimentada por la extrema derecha. Por supuesto, lo más irónico es que la ideología que incita tal odio y violencia sangrienta es compartida por los extremistas de ISIS y National Action: el fascismo. Estigmatizar a los musulmanes en nombre de la libertad sólo es un juego en manos de las mismas fuerzas de reacción que engendran a las organizaciones terroristas. Los más amenazados por los terroristas en el Oriente Medio son los musulmanes, los kurdos y otras minorías étnicas y religiosas. Esto no es una guerra racial y el nacionalismo ciego no es la respuesta.

Esta es una guerra del pueblo. Los camaradas antifascistas de Manchester y Londres están luchando juntos en la línea de frente en Rojava, en nombre de la lucha de clases, la libertad y la solidaridad internacional. Éste es el momento de resistir los intentos cínicos de la extrema derecha de capitalizar, una vez más, a las comunidades afligidas. Éste es el momento de unirnos y luchar, y no permitir que la burguesía siga sembrando la división y la sospecha entre los trabajadores. Este es el momento de reconocer que nuestra liberación está ligada a la liberación de nuestros hermanos de la clase obrera que luchan en todo el mundo.

Nuestros pensamientos están con todas las víctimas, sus amigos y familia en estos tiempos difíciles, así como con todos nuestros compañeros de Manchester. Vuestra lucha es nuestra lucha.

londo2

Texto traducido por Free Collective

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s