Comunicado ante el atentado en Barcelona.

Ayer en La Rambla de Barcelona un atropello masivo perpetrado por terroristas de ISIS asesinó al menos a 13 personas e hirió a más de 100 víctimas. En Cambrils, varios vecinos han resultado heridos en otro atentado, una persona ha fallecido. Los 5 terroristas han muerto tras un tiroteo con la policía.

El atentado en la Rambla de Barcelona es un ataque sangriento y premeditado contra las libertades y la convivencia. Pese al dolor y sufrimiento, la extrema derecha pretende secuestrar el discurso tanto en la calle como las redes sociales. En los próximos días utilizarán el atentado en Barcelona para atraer a más personas, utilizarán la sangre de inocentes para aumentar su capacidad organizativa. Tienen que recibir una contundente respuesta. El pueblo de Barcelona no será dividido por nadie que pretenda mostrar tales ataques como una cuestión de “musulmanes vs no musulmanes”. Los propios fascistas salafistas, la extrema derecha española, los medios corporativos de la derecha y los políticos imperialistas quieren aprovechar nuestros temores del terrorismo salafista para apoyar políticamente y financieramente a los regímenes del Golfo que son los mentores económicos e ideológicos de los grupos salafistas que causan terror en todo el mundo, desde Siria a Barcelona.

Hoy los gritos de la derecha se dirigen a nosotros, para afirmar que la sociedad ha causado este ataque por nuestra tolerancia hacia el “extremismo islámico” o nuestra apoyo a los derechos de los refugiados. Estas afirmaciones se basan en la suposición de que hay un choque de civilizaciones. Afirmando que la “cultura española” y la “cultura musulmana” no pueden coexistir y que una guerra es inevitable.

Son mentiras.

En este momento los fascistas se presentan a la gente común con las manos extendidas dando la bienvenida, levantadas hacia arriba y con la palma abierta. Es una mano extendida que proyecta una sombra sobre la historia moderna y que creció fuera de las cámaras de gas de Auschwitz. Debemos rechazar esta ofrenda con la mayor ferocidad y enojo y en su lugar debemos cimentar los ideales del internacionalismo de la clase obrera. Si no nos enfrentamos a los fascistas en las calles y ofrecemos a la clase obrera una alternativa a la guerra de razas, perderemos y las sombras del pasado consumirán nuestras calles.

Las comunidades negras, asiáticas y musulmanas de Barcelona sufrirán el peso del inevitable repunte racista causado por el atentado. Los medios de comunicación harán alusión al asesino actuando en nombre del Islam, y la gente saldrá a la calle alimentada por el odio y el discurso racista de la extrema derecha. Lo más indignante, a parte de la utilización de la sangre de inocentes por parte de la extrema derecha, es que la ideología que incita tal odio y violencia sangrienta es compartida por los extremistas de ISIS y HSM: el fascismo. Estigmatizar a los musulmanes en nombre de la libertad sólo es un objetivo de las mismas fuerzas de reacción que engendran a las organizaciones terroristas. Los más amenazados por los terroristas en Oriente Medio son los musulmanes, los kurdos y otras minorías étnicas. Esto no es una guerra racial y el fascismo no es la respuesta.

Es importante que sepáis que varios jóvenes de Barcelona, París, Manchester y Londres están luchando en la primera línea de frente en Rojava, en nombre de la lucha de clases, la libertad y la solidaridad internacional. Nuestros compañeros luchan con una brigada internacional formada por todas las nacionalidades, religiones y géneros. Luchan junto a sus camaradas musulmanes en el YPG con el espíritu del internacionalismo de la clase obrera, y es ese espíritu el que necesitamos hoy.  Su lucha es una lucha contra las mismas fuerzas de reacción que buscarían dividir a nuestras comunidades por rasgos étnicos, es una lucha contra aquellos que erradicarían a la minoría yazidi en Irak, es la misma lucha contra quienes quemarían a nuestros vecinos de la mezquita porque son musulmanes. Es el momento de resistir los intentos de la extrema derecha de capitalizar, una vez más, a las comunidades afligidas. Ahora más que nunca, demostremos que Barcelona es una ciudad refugio, rosa de fuego solidaria. Y con experiencia probada en la derrota del miedo y la muerte. Éste es el momento de unirnos y luchar, y no permitir que la extrema derecha siga sembrando la división y la sospecha entre los trabajadores. Este es el momento de reconocer que nuestra liberación está ligada a la liberación de nuestros hermanos de la clase obrera que luchan en todo el mundo.

La falsa ilusión de que las consecuencias de las invasiones y bombardeos en Oriente Medio pueden limitarse a países lejanos sólo nos proporciona un reflejo de las muertes que nuestros gobiernos han provocado en esos países. Necesitamos entender, si alguna vez vamos a combatir esta violencia, que el terrorismo “local” no existe. El terrorismo surge de la política exterior de las clases dominantes. Se trata de un apoyo desenfrenado a Arabia Saudí, de las armas que les vendemos, de los ojos ciegos que se dedican a la intolerante interpretación wahabista del Corán que ellos cínicamente promueven y del apoyo que brindan a las milicias salafitas, apoyo que inevitablemente llega a grupos como Daesh.

La lucha contra Daesh es una lucha antifascista, una lucha internacional de la clase obrera. Daesh no es un síntoma del Islam, es un síntoma del imperialismo. Es importante recordar que las víctimas de Daesh son mayoritariamente musulmanes. A raíz de estos ataques, apoyad la lucha internacional y no prestéis atención a las organizaciones reaccionarias que exigen la deportación y expulsión de los musulmanes, sólo atienden a los intereses de un proyecto racista y fascista.

El antifascismo es la autodefensa de la clase trabajadora

Nuestros pensamientos están con todas las víctimas, sus amigos y familia en estos momentos difíciles, así como con todos nuestros compañeros de Barcelona. Vuestra lucha es nuestra lucha.

Acude hoy a las 18,45h en la Plaza de la Boqueria

Texto de Free Collective. Inspirado en los textos publicados por London Antifascists, Manchester Antifascists y AFA París.

antifa sempre.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s